viernes, 23 de febrero de 2018

Manos Fuera de Venezuela estuvo en la casa "El Mate"

Elecciones en Venezuela: desafíos e intervencionismo

Por: Lilia Ferrer y Lautaro García 


“El peso del tiempo que estamos viviendo, asumámoslo. La crisis
mundial debe ser objeto de estudio y análisis. La crisis mundial
del capitalismo debe ser oportunidad para nosotros en
Venezuela, no para salvar el modelo capitalista en Venezuela
¡no! es para acelerar el desmontaje del sistema capitalista y al
mismo tiempo acelerar la construcción del Socialismo
Bolivariano.
No es reforma lo que estamos haciendo aquí, ¡es revolución! No
es economía de mercado, ni capitalismo humano, ni ponerle
caretas al capitalismo, ¡no! Es liquidar el capitalismo y construir
el socialismo. De eso se trata".

HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS
Congreso Extraordinario del Partido Socialista Unido
de Venezuela, PSUV - Año 2009

Circunscribir cualquier discusión sobre el tema electoral venezolano y, específicamente, sobre los últimos procesos iniciados con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente del 30 de julio de 2017 que hacen cumbre con la elección presidencial a realizarse el próximo 22 de abril de 2018, pasa necesariamente por el análisis crítico de los desencadenantes, tanto internos como externos, que expliquen el clima venezolano que no puede, según nuestra lectura, ser comprendido sin apelar al debido repaso de las causas y estado actual de un país sumido en la más aguda crisis global de la que se haya tenido cuenta en los últimos 200 años, sólo equiparable, tal vez, al momento histórico que condujo a la independencia territorial sin que hubiese ocurrido, en estos dos siglos, una verdadera independencia socio-cultural y económica de la nación.
Y es, en el marco del reconocimiento de la crisis global del sistema-mundo que deben explicarse los acontecimientos que mantienen sumido al país bolivariano en un estado de conmoción nacional que permea, desde la gobernabilidad necesaria para la conducción nacional hasta la cotidianidad –de sobrevivencia y resistencia- en la que los venezolanos y venezolanas vemos sumidos nuestros haceres, sueños y esperanzas.
Ya lo decía el comandante Fidel Castro Ruz en el Encuentro Internacional de
Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo, efectuado en el Palacio de las Convenciones de la Habana en enero de 1999, dando cuenta de la crisis del modelo capitalista, expresada tanto en su dimensión financiera como energética, de los sectores agroalimentario, ecológico, moral, de gobernabilidad y de consumismo, entre otros aspectos no menos relevantes. Castro reconocía -exactamente en los tiempos de génesis de la Revolución bolivariana- el auge de una globalización neoliberal nacida, tal y como lo entendemos, con un plomo en el ala, insostenible en el tiempo y, desde la que se tendría que salir, según su apreciación, de una forma no violenta, no a través de grandes guerras, mecanismos, según su entender, irracionales y suicidas.
Es probable que Fidel, el gran estadista y estudioso, estuviese lejos de presagiar el hecho cruento que atacó el corazón económico mismo del gran hegemón que domina
hoy el mundo desde una perspectiva monocentrista e imperial, el ataque al World Trade Center (Centro de Comercio Mundial) enclavado en el corazón estadounidense y que sería utilizado como la gran excusa desencadenante de gravísimas consecuencias para la estabilidad del sistema mundial de naciones, apresurando, en pleno nacimiento del siglo XXI, la expoliación, intervención de países, derrocamiento y muerte de gobernantes, guerras cruentas, hambre, fracking (fracturación hidráulica del corazón de la tierra en la búsqueda de combustibles fósiles), burbujas financieras,
guerras de colores, primaveras árabes y migrantes que van a morir a la orilla del mar ante la impasividad mundial.
Lo anterior es sólo una apretada síntesis de una crisis global en la que obligatoriamente han de situarse las realidades concretas de cada Estado-nación y aquí, la situación de Venezuela ha de interiorizarse en este contexto. Cualquier intento de reflexión o búsqueda de soluciones que desconozcan tales macro-circunstancias están, inexorablemente, signados con la impronta indiscutible del fracaso.
Así, las elecciones venezolanas, promovidas desde el bolivarianismo como instrumento de autodeterminación y de solución pacífica de las propias –e inigualables dificultades, son férreamente atacadas por el imperio que no es expresión abstracta, pues tiene su materialización en la gran nación que hoy ejerce el poder junto a aliados estratégicos tanto del norte como desde el sur que habitamos.
Tal ejercicio de ataque cruento y ya no silencioso, dispone de actores internos serviles a la agudización de la crisis –alimentaria, de salud, eléctrica y moral, entre sus expresiones más concretas de la vida diaria- y que actúan como operadores necesarios para el derrocamiento, no ya de un hombre, sino del sistema de elecciones en todas sus expresiones, constituido férreamente como instrumento libertario y de pacificación y autodeterminación del Pueblo venezolano.
Es así como la oposición nacional se ha sumido y sumado de forma continuada, durante casi las dos últimas décadas, en agendas de odio, de destrucción de bienes públicos, de desmoralización nacional, de persecución de las ideas y del que piensa distinto, en fin, de anulación del bolivarianismo y del Poder popular y comunal en todas sus expresiones, éste último, gran bastión de la revolución bolivariana.
En este marco, desde ChavismoSur, colectivo en contrucción, planteamos una agenda de debate, de solidaridad con Venezuela, de promoción de la no injerencia en la nueva Democracia que se está gestando, “toda horizontes, toda caminos” como dice el poeta.

ChavismoSur: militando la Revolución ante la amenaza imperialista

El Chavismo Revolucionario está activo y en marcha, sumando voluntades a un
espacio que se articula desde Buenos Aires bajo premisa de máxima libertad en la discusión y unidad de acción en defensa de la Revolución Bolivariana protagonizada por trabajadores, estudiantes, campesinas y campesinos de Venezuela.
Hoy, cuando se redobla y agudiza la presión sobre el proceso revolucionario
venezolano, nos reagrupamos como un espacio de lucha, praxis, pluma y espada, para sumar fuerzas en la necesidad de agigantar el movimiento planetario de solidaridad con la Revolución Bolivariana.
Nutrido y fortalecido desde diversas variantes ideológicas, este colectivo hace de la diversidad su fortaleza para enfrentar a los enemigos de la Revolución, en la batalla de ideas y en la calle. ChavismoSur se gesta como una instancia de militancia autónoma e independiente de partidos, instituciones del Estado y patronales, de carácter horizontal, fraterno y siempre dispuesto al debate. Un espacio compañero.

Charla-debate como puntapié

Chavismo Sur crece desde el pie y, este día 20 de febrero, en la Casa El Mate (Nuevo Encuentro) dimos nuestro primer paso, con la organización de la charla debate: “Elecciones en Venezuela, desafíos e intervencionismo”. De cara al pueblo, analizamos la situación política abierta en el país en el marco del contexto electoral y la agresión brutal del imperialismo y sus socios menores, la oligarquía local, que trabajan coordinadamente para aplastar por todos los medios posibles las conquistas de la Revolución.
Virginia King Martínez, activista de los Derechos Humanos, y Lautaro García, de la campaña Manos Fuera de Venezuela, abrieron el debate colectivo con el objetivo de afinar la caracterización coyuntural y dar a conocer en detalle las consecuencias políticas, económicas y sociales que está sufriendo el país producto de la guerra.
La compañera Virginia presentó el informe “Votar en guerra”, ofreciendo una
minuciosa descripción de los antecedentes que llevaron a la coyuntura actual,
haciendo un recuento de todas las maniobras de la derecha para desestabilizar la gestión del presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.
Con los derechos humanos como eje transversal, Virginia fue haciendo una
conceptualización de la guerra regular e irregular que se descarga sobre el pueblo venezolano, tanto en el plano económico internacional como en el nacional. A la vez explicó en qué consiste el golpe financiero contra Venezuela y su sostén mediático, desenmascarando cómo se fabrican noticias falsas sobre el país. Señaló además el acoso en el plano diplomático y territorial, aportando datos, cifras y estadísticas de la violencia fascista, conocida como guarimbas, que incluyen atentados, sabotajes, vandalización de infraestructura y asesinatos financiados por la oposición.
También mostró la legitimidad democrática del gobierno venezolano en términos
electorales y las idas y vueltas de la oposición que adapta su discurso según los
dictados que lleguen desde Washington. Explicó el proceso que se fue desarrollando con la mesa de diálogo, donde la burguesía se retiró por orden directa del Departamento de Estado Norteamericano.
Virginia King cerró su exposición exhibiendo las fotos del antes y el después de las ciudades que el imperialismo dejó arrasadas con sus intervenciones militares
disfrazadas de ayuda humanitaria, argumento con el cual pretende Estados Unidos intervenir en Venezuela. La camarada brindo así un excelente panorama que ayudó a entender lo que esta pasando en el país.

La crisis en Venezuela no es del Socialismo

Por su parte, Lautaro García comenzó su intervención realizando una caracterización de la época, haciendo eje en la crisis capitalista mundial de la cual la burguesía internacional no pude salir a 10 años de su comienzo, tras el colapso financiero que significó la caída del banco Lehman Brothers. Explicó el carácter histórico de esta crisis, señalando que no es una crisis cíclica, sino una crisis orgánica, sistémica y secular.
Tomando la crisis capitalista mundial como objeto de estudio, análisis y reflexión planteó la inviabilidad del capitalismo para resolver la crisis en Venezuela, ya que ésta es producto justamente de la bancarrota del capitalismo venezolano. Lautaro plantea la hipótesis que la crisis en Venezuela no es una crisis del modelo socialista, sino precisamente del capitalismo.
Señaló García que todo intento por restablecer el equilibrio económico en el mundo, por parte de la burguesía, solo consiguió romper el equilibrio político y social, lo que se evidencia en la enorme inestabilidad que recorre el mundo entero. Desde ahí abordó el contexto electoral y fue haciendo una enumeración de todas las medidas que el imperialismo viene ejecutando para estrangular la Revolución, planteando la necesidad de expropiar a la burguesía nativa que es justamente la correa de transmisión del imperialismo al interior del país. 
Por último, Lautaro García también consideró urgente radicalizar la Revolución Bolivariana para sobrevivir, ante lo cual es primordial que los revolucionarios y revolucionarias den un combate ideológico sin tregua contra el reformismo, que permita retomar el legado de Chávez, es decir la ruptura con el capitalismo, la destrucción del Estado burgués y la construcción del Socialismo. Cerró su intervención con la lectura de un fragmento del discurso que diera el propio Chávez en 2009 durante el congreso extraordinario del PSUV, donde advierte el peligro que implica el reformismo para la Revolución y llama a liquidar el capitalismo.
Finalmente, los presentes entraron en un animado debate, intercambiando opiniones, argumentos y análisis de la situación política actual. La actividad contó además con una muestra fotográfica del camarada Nacho Huacho, que se pasea por los rostros y el color de la Revolución Bolivariana en distintos períodos de su paso por el país. Para cerrar, el colectivo chavista propuso un sentido homenaje al cantor del pueblo Alí Primera, a propósito de conmemorarse 33 años de su cambio de paisaje.
Con este encuentro, que supuso gran esfuerzo de organización, de articulación y
concepción, ChavismoSur agradeció la hospitalidad del colectivo anfitrión, Nuevo
Encuentro, poniéndose en marcha y dando un paso importante en la formación de un colectivo de base que se restea con el legado de Chávez y que te invita a sumarte a defender la Revolución, como bastión continental para la consecución de nuestra definitiva independencia.


Porque “Comuna o nada” no pueden ser sólo palabras

Desde Buenos Aires, Argentina, el colectivo ChavismoSur envía un saludo Revolucionario, Socialista y Chavista a las y los camaradas de la Comuna El Maizal, en el marco del Encuentro de Solidaridad con el Movimiento Comunero de Simón Planas. 
Manteniendo en alto el compromiso con el legado del Comandante Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana, nos solidarizamos plenamente con la lucha contra el fascismo y el reformismo en el camino de desmontar el viejo Estado Burgués, para la construcción de un Estado Comunal y revolucionario que ponga el poder en manos del pueblo trabajador, estudiantil y campesino venezolano. 
Comuna o nada es el camino emprendido por la Comuna El Maizal, que tomó las palabras de Chávez, llevándolas al plano de lo concreto, para hacer irreversible la revolución y derrotar a la guerra contra Venezuela, sostenida desde hace casi 20 años por el imperialismo y la oligarquía nacional. 
Creemos, como ustedes, que ese es el camino correcto hacia nuestra definitiva independencia y la consolidación del socialismo.

¡Hasta la victoria siempre, camaradas! ¡Venceremos!


viernes, 16 de febrero de 2018

Manos Fuera de Venezuela en casa El Mate

Este martes 20 de febrero a las 19 hs los compañeros de Manos Fuera de Venezuela estaremos participando junto a los camaradas de Chavismo Sur de la charla-debate "Desafíos e intervencionismo"
Los esperamos a todos.



lunes, 5 de febrero de 2018

Fuera Rex Tillerson de Argentina


Desde la campaña "Manos Fuera de Venezuela" repudiamos la presencia del secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, en Argentina. Los puntos de la visita oficial del enviado del imperialismo son avanzar en la agresión contra Venezuela a través de su aislamiento por un lado y propiciar un golpe militar contra el gobierno democraticamente electo de Nicolas Maduro por el otro.
Luego de haberse reunido con el canciller argentino Jorge Faurie en el Palacio San Martín; y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, el de Defensa, Oscar Aguad; el de Agroindustria, Miguel Ángel Etchevehere; y el de Energía, Juan José Aranguren, Tillerson se reunio con Mauricio Macri.
Denunciamos la arrogancia injerencista del imperialismo y nos solidarizamos con los trabajadores, los jóvenes y todo el pueblo Venezolano.


Copyright Text

Esta información no nos pertenece, pertenece a quienes quieran tomarla para lanzarla a la línea de fuego.